Una dársena de 42 metros para la parada a la UPV

La línea Termibús-UPV ha ido sufriendo toda una serie de variaciones de posición en los últimos años. Las obras colindantes así como las reformas que se han ido haciendo en los diversos emplazamientos de las estaciones que han acogido esta linea como zona de parada, han hecho que en los últimos tiempos sea de vital necesidad habilitar una dársena en óptimas condiciones. De esta forma,  el diputado foral de Transportes, Movilidad y Cohesión del Territorio, Vicente Reyes, ha explicado que la nueva parada de la A2318 Termibús-UPV/EHU tendrá a partir de ahora una dársena de 41,60 metros de longitud, con capacidad para dos autobuses articulados de 18 metros, y una acera de 80 metros en curva en sentido Gurtubay y de 40 metros en sentido hacia los túneles de salida de Bilbao. El tramo principal de acera tendrá una anchura variable, entre un máximo de 6 metros y un mínimo de 3 metros.

En palabras del responsable del proyecto, y a la hora de dar detalles más concretos sobre el desarrollo del mismo, Vicente Reyes ha explicado que la longitud y anchura de la acera ofrecen mayor seguridad y comodidad a las personas usuarias y permite que los autobuses articulados de 18 metros puedan acceder y maniobrar con mayor facilidad. De esta forma se pretende dar una mejor cobertura a aquellas personas ya sean estudiantes, profesores u otros usuarios habituales de la línea que de alguna forma se puedan beneficiar de las mejoras establecidas.

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

No hay comentarios, añade uno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*