Una academia de Bilbao deja tirados a 300 alumnos con las clases pagadas

Formación Continua Profesional, academia de Bilbao

El propietario del centro está desaparecido desde inicios del verano, no responde a las llamadas de los estudiantes y sólo se lee en el portal un cartel que avisa de que el inmueble permanecería cerrado los meses de julio y agosto

No es la primera vez que ocurre en Bilbao. De hecho, es más que significativo que en los últimos cinco años sean ya tres las academias que se esfuman después del verano y sin avisar previamente a sus alumnos. Tras los sonados casos de Argi en 2009 y Edutek en 2012, la última ha sido al parecer el centro Formación Continua Profesional. Los 300 alumnos, desesperados y con las clases pagadas, no tienen señales del propietario desde inicios del verano. No responde a las llamadas telefónicas. El inmueble permanece cerrado y el único rastro que queda es un viejo cartel colgado en la puerta en el que se puede leer: “La academia Formación Continua permanecerá cerrada julio y agosto. Volvemos en septiembre. Disculpen las molestias”.

Los estudiantes ya han acudido a poner una denuncia por estafa y, según aseguraron al diario ‘Deia’, no piensan descansar hasta recuperar todo el dinero que han desembolsado. Las cantidades que han pagado rondan por persona los 1.800 euros. Muchos de los afectados habían trabajado durante años para reunir la suma, con la que pretendían recibir formación para opositar, algunos incluso para Policía Nacional. “Juegan con las ilusiones. Saben que tenemos ganas de estudiar y formarnos académicamente para labrarnos un futuro mejor y con más posibilidades y nos vacilan”, dijo uno de los afectados al rotativo vizcaíno.

Tras el último incidente ocurrido en Bilbao y para evitar que hechos como éste vuelvan a repetirse, la Organización de Consumidores y Usuarios Vasca (EKA/OCUV) ha recomendado a los futuros alumnos que aspiran a matricularse en academias que los pagos deben ser mensuales e ingresados directamente a la cuenta del centro de enseñanza. El organismo también ha aconsejado a los estudiantes evitar préstamos a entidades para pagar los cursos y leer siempre con sumo cuidado cada uno de los contratos.

Foto: Street View/Google Maps.

facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

No hay comentarios, añade uno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*