‘Bilbao song’, la canción que no hablaba de Bilbao

Brecht canción Bilbao

Es un orgullo para los bilbaínos saber que Bertolt Brecht, uno de los dramaturgos más importantes del siglo XX, dedicó un poema hecho canción a la ciudad de Bilbao. Los versos, musicados por el socio de Brecht, Kurt Weill, se incluyeron en el montaje de 1929 Happy End, una continuación de la célebre Ópera de los tres peniques, que un año antes popularizó el tema Mackie, el navaja, un clásico del repertorio de Frank Sinatra, entre otros.

Cabe pensar que si Brecht quiso dedicar su poesía a Bilbao es porque en alguna ocasión estuvo en la Villa. Pues no. Nada más lejos de la realidad. Los estudiosos de la obra del dramaturgo alemán no aciertan a explicar el porqué de Bilbao song, que es como se conoce al tema mundialmente. Es más, si atendemos a lo que dicen los versos, ni siquiera se habla de la ciudad. Comienza contándonos las andanzas de un tal Bill, que paga en dólares, así que se puede imaginar que el resto de la canción no es más que un cúmulo de lugares comunes aplicables a otras ciudades.

Sea como fuere, Bilbao song, es una canción con una gran belleza musical, que ha sido versionada por artistas tan variopintos como Marianne Faithfull, musa de los Rolling Stones, y Ana Belén. Como detalle curioso para quienes les guste la rivalidad entre bilbaínos y donostiarras, es preciso recordar que en un concierto ofrecido en San Sebastián por Woody Allen, el cineasta neoyorquino terminó su recital al clarinete interpretando Bilbao song. Sólo por ese detalle habría que darle las llaves de la ciudad, ¿no os parece?

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

No hay comentarios, añade uno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*