La aventura de cruzar el Zubizuri

Puente Zubizuri en BilbaoZubizuri, la pasarela peatonal obra de Santiago Calatrava, que cruza la Ría desde 1997 acaba de protagonizar un nuevo incidente que pasará a su largo historial de polémicas. El fuerte viento que azotó Bilbao la tarde del jueves 24 de enero soltó los anclajes de la alfombra que recurre el resbaladizo piso de metacrilato del puente, tal y como informa Deia. El suceso tuvo lugar sobre las 9 de la mañana, una hora en la que varias personas estaban cruzando la pasarela, lo que ocasionó la caída de varios viandantes, sin que hubiera que lamentar más que algunas magulladuras. No obstante, algunos de los afectados piensan interponer una denuncia contra el Ayuntamiento de Bilbao, responsable del mantenimiento del puente, En declaraciones a Deia, respresentantes del Consistorio bilbaino afirmaron que media hora antes del incidente técnicos municipales habían revisado y reforzado los anclajes.

Desde su apertura, la pasarela de Calatrava ha sido el blanco de las críticas de numerosos bilbainos, en primer lugar por el metacrilato de sus losetas, totalmente resbaladizo en los días de lluvia. Después de tomar algunas medidas paliativas como las de pegar tiras de lija en el suelo, el Ayuntamiento de Bilbao optó por instalar la actual moqueta, mucho menos estética, pero a todas luces, la solución más práctica.

Zubizuri ha sido frecuente motivo de desencuentro entre el Consistorio y su autor, Santiago Calatrava, incluso en el mismo momento de su inauguración. El arquitecto valenciano ordenó que se retirara la extensión de mecanotubo que en un principio, antes de la construcción del complejo Isozaki Atea, conectaba el puente con las rampas de Uribitarte. Posteriormente, ganó un litigio contra el Ayuntamiento de Bilbao por la construcción de una prolongación de la pasarela hacia las torres, que Calatrava estimaba suponía una alteración sin su permiso del diseño original de la pasarela.

facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

No hay comentarios, añade uno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*