Gontzal Azkoitia: “Me gustaría ser Zarambolas todo el año”

Zarambolas Carnaval BilbaoIncluso dos semanas antes del inicio de los carnavales en Bilbao, Gontzal Azkoitia se mueve por la ciudad con su disfraz de Zarambolas, el popular personaje que junto a Farolín apadrina desde 1984 las fiestas de Don Carnal en la Villa. Azkoitia, hostelero de profesión y “agitador” social de vocación, ha recibido como “un gran honor” su designación para encarnar este año el papel del bilbaíno pancho, al que nada afecta ni cambia la vida. En otras palabras, un bon vivant. Su paternidad confesa del Barnaval, una iniciativa nacida hace 21 años para decorar los bares y comercios de Bilbao durante tan señaladas fechas, le ha valido este reconocimiento.

¿Cómo surgió la idea del Barnaval?

Surgió hablando con Arturo Trueba, el director de La Ría del Ocio, sobre la sensación de incomodidad que tenía al entrar disfrazado en los bares durante el Carnaval. La gente me miraba raro y es porque los propios bares no propiciaban un ambiente carnavalesco. Así que con mi hermano, que es escenógrafo, nos animamos a decorar mi bar de entonces, El Azulito. La iniciativa cuajó con la participación de otros bares y se amplió a los comercios para que adornaran sus escaparates. Creamos unos premios para los establecimientos mejor decorados, otorgados por un jurado compuesto por periodistas, personajes populares de Bilbao, gente del comercio… Y tengo que agradecer su colaboración al Ayuntamiento y a patrocinadores como Cash Basauri, Absolut Vodka, Gin MG, Euskal Exclusivas, Bodegas Arane…

¿Es Bilbao una ciudad carnavalera?

No es que sea la bomba, pero trabajo para que cada vez lo sea más, con la implicación de los sectores público y privado. Al bilbaíno parece que le cuesta entrar, pero de la que se hace con un disfraz disfruta como el que más. Siempre hay gente que se queja del frío y la lluvia en Bilbao durante los carnavales, pero yo siempre digo que también hace malo en Venecia y tienen un Carnaval precioso.

Tanto usted como Manuel Iturregui, el Farolín de este año, han sido escogidos para apadrinar el Carnaval por su labor de animación de la noche bilbaína. Como experto en el tema, ¿cómo ve el ocio nocturno en nuestra ciudad?

La noche en Bilbao está más triste, más apagada que hace algunos años. Entonces había otra alegría en el bolsillo y teníamos mejor cuerpo. Además, el relevo generacional no tiene muchos recursos como para hacer las rondas que nosotros hacíamos. Eso sí, el día en Bilbao sigue subiendo, porque los que ya no podemos hacer tanta vida nocturna tiramos más por el aperitivo, donde hay una oferta variada y muy buena.

¿Se identifica usted con el personaje de Zarambolas?

Plenamente. Me gustaría ser Zarambolas todo el año. Pero tengo que decir que, como todos en Bilbao, también tengo una parte de Farolín.

Es evidente que a usted le encanta disfrazarse, pero ¿suele variar o es de los que repite?

Alguna vez he podido repetir, pero siempre vas variando. Con el fondo de armario, y esto es un consejo para los bilbaínos, siempre encuentras alguna novedad. Puedes variar.

¿Con qué disfraces ha triunfado?

Recuerdo cuando, con otros tres amigos, nos disfrazamos de los Beatles de la primera época, con unos trajes que compramos por cuatro duros en Barcelona y unas pelucas con flequillo. También me hes disfrazo de personajes poco habituales como Zumalacárregui, con unos bigotones que me dejé crecer desde semanas antes, o de Velázquez, el pintor, aunque con éste el bigote me lo dibujé. Pero eso sí, el disfraz triunfador de este año, el de Zarambolas.

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

No hay comentarios, añade uno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*