“El Kalimotxo es parte de la historia del Puerto Viejo”

Hablamos con Nacho Ugarte uno de los impulsores del ya famoso “Museo del Kalimotxo” que se inaugurará próximamente en el Puerto Viejo

kalimotxo-museo-nacho-entrevista

Las iniciativas y proyectos diferentes y originales son los que acostumbran a tener todas las papeletas para convertirse en un éxito a largo plazo. Si además esos proyectos van acompañados de ilusión, pocas cosas pueden frenar el éxito de aquellos que trabajan por convertir en realidad una ilusión. Eso es al menos lo que están intentando dos jóvenes vizcaínos que tras seguir la pista a uno de los inmuebles más históricos del Puerto Viejo de Algorta (sino el que más), han cimentado las bases para el futuro hostal-Museo del Kalimotxo que se inaugurará en ese mismo edificio, aquel en el que hace casi medio siglo una cuadrilla de la zona tuvo la ocurrencia de mezclar vino con Coca-Cola y crear la clásica bebida que todos conocemos hoy día. La idea pretende no sólo rendir tributo a la mítica bebida que ya acompaña en las terrazas y fiestas de muchos puntos del mundo, sino servir de vehículo para conocer más de cerca la historia de uno de los rincones de Vizcaya más míticos y especiales: el Puerto Viejo.

El propio Nacho Ugarte (uno de los principales impulsores de la idea), es el que se sienta a hablar con nosotros y nos cuenta cuáles han sido los principales pasos que han tenido que dar para llegar a hacer realidad esta idea. Advierte además que la importancia del edificio va más allá de la invención de la bebida que nos ocupa ya que según sus propias palabras, se trata de un edificio histórico cuyo origen se ubica 17 años antes de la fundación del propio Puerto Viejo. Es por ello que el Museo no sólo se reduce a una visita guiada por algunos de los aspectos más interesantes de la bebida sino que sirve para contar, a aquellos que no la conozcan, la historia de uno de los primeros emplazamientos portuarios de Getxo y de Vizcaya en general. La exposición se detendrá en algunos aspectos importantes de la vida cotidiana en aquellos años e intentará reflejar aspectos diarios que puedan servir como curiosidad.

 09afdaf7-3775-47ce-8dd8-346457bfbf58

Nacho explica además que no se trata de un simple Museo sino que servirá además para dar alojamiento en la planta superior a aquellos que quieran disfrutar de un ambiente inmejorable en el corazón de la villa de Algorta. Ya sea con intención de descubrir más de cerca la historia del Kalimotxo o simplemente de pasar unos días en la zona, el alojamiento servirá para que aquellos turistas que quieran conocer la zona puedan hacerlo teniendo la oportunidad de descansar en uno de los principales puntos históricos de la villa. El Museo según nos explican contará con una escultura que conmemorará la fundación de la bebida y servirá como tributo a las propias fiestas del puerto. Además en la planta baja los visitantes podrán encontrar una sala polivalente para diversos eventos así como paneles informativos en los que se ofrecerá toda la información necesaria. La entrada es completamente gratuita además. 

Nacho nos subraya la importancia del edificio y comenta la importancia del mismo como vehículo conductor de la propia historia del barrio. Y es que, durante muchos años el emplazamiento ha pertenecido al ayuntamiento de Getxo y se ha utilizado como cofradía de pescadores o escuela de pilotos entre otras ocupaciones. De esta forma la exposición recorrerá también algunas de estas ocupaciones que ha tenido el lugar y los visitantes podrán conocer de qué forma se ha desarrollado la vida durante el paso de los años, así como los principales oficios que se han desarrollado bajo el tejado de la casa.

Sin embargo la historia del Kalimotxo es la principal protagonista de un recorrido en el que se rememorarán los acontecimientos desarrollados durante las fiestas del Puerto Viejo, cuando una remesa de vino picado comenzó a preocupar a la cuadrilla que estaba tras la barra del bar situado en los bajos de la propia “etxetxu“. El vino amenazaba con quedarse abandonado en un rincón a riesgo de suponer una gran pérdida económica para la cuadrilla y para las fiestas en general, es por ello que dos de los miembros del grupo, de quienes sale el nombre “Kalimotxo”, decidieron mezclarlo con Coca-Cola en una gran bañera (para lo que se sirvieron de los hielos que se utilizaban para la conserva en la pesca) y la combinación dio como resultado la ya clásica bebida que en un primer momento se llamó “Rioja Libre”.

3e7d358c-0c38-42b3-8f22-aaca17ce3043

A pesar de que el Hostal-Museo aún se encuentra en fase de preparación debido a pequeños arreglos arquitectónicos, en las próximas fiestas de Algorta del año 2018 promete convertirse en un punto de referencia no sólo para conocer más de cerca esta bebida sino para saber como han resultado el paso de los años para una zona del Gran Bilbao que aún sigue teniendo muy presente su pasado en el día a día. Tanto Nacho Ugarte como Iñaki de la Torre están a la espera de poder cerrar importantes acuerdos con empresas patrocinadoras y aprovechar el reciente interés de las grandes marcas por esta bebida para que sean participes en este proyecto que pretende convertirse en un símbolo de la villa.

facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

No hay comentarios, añade uno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*