El Guggenheim conjuga arte y gastronomía

Bar Guggenheim

El museo de Bilbao estrena bar, dotado de un curioso diseño que incluye sillas inspiradas en las de los buques de guerra de la Armada de EE UU y construidas con botellas de Coca Cola

sillasNavy

La historia, el arte y el placer de disfrutar de los mejores sabores de la gastronomía vasca se entremezclarán a partir de ahora en el nuevo bar que ha inaugurado el Guggenheim de Bilbao. El traslado de la tienda del museo ha permitido esta iniciativa que incorpora también la ampliación del restaurante Bistró. Creadas con el objetivo de ampliar la oferta culinaria y ofrecer un mejor servicio a los clientes, ambas superficies ya se han erigido en abanderadas de las últimas tendencias de la villa. Prueba de ello es que han sido diseñadas por el prestigioso arquitecto Frank Gehry y gestionadas por el Grupo IXO.

Pero, sin duda, si algo llama la atención son los componentesdel recién estrenado bar. No en vano, su diseñovanguardista y sostenibleadquiere un toque especial con el modelo de las célebres sillas Navy, encargadas en los años cuarenta a la empresa Emeco por la Marina estadounidense para su uso en buques de guerra. A fin de emular el curioso pedido de la Armada norteamericana, Coca-Cola planteó en 2006 a Emeco un proyecto para reutilizar sus botellas de plástico en la reedición de las sillas Navy, fabricadas cada una de ellas a partir de 111 recipientes reciclados.

Con capacidad aproximada para 75 personas, el bar del Guggenheim ofrece entre sus especialidades los pinchos, elaborados con los productos tradicionales del País Vasco y reinterpretados desde la óptica de la cocina de vanguardia. Su propuesta gastronómica parte de la base de platos cuidados, actuales y a precios asequibles. Una apuesta tentadora que persigue precisamente que el visitante caiga rendido en la arraigada cultura culinaria del Euskadi. Para completar la experiencia, en la terraza con vistas a la ría de Bilbao se sirve una extensa carta de combinados de los que se podrá disfrutar hasta la una de la madrugada.

facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

No hay comentarios, añade uno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*