Efrén Vázquez alza a Bilbao a la cima del motociclismo

efren-vazquez-facebook-bilbao

El piloto de Rekalde conquista su primer Gran Premio en el mítico circuito estadounidense de Indianápolis y devuelve al País Vasco a la cima, 25 años después de la gesta de Torrontegui

El trampolín que catapultó a Efrén Vázquez hacia su gran sueño fue de tan sólo 65 milésimas. El tiempo que le separó de su rival Romano Fenati. Tan fugaz y real que la emoción invadió profundamente al piloto de Rekalde al cruzar la línea de meta del mítico circuito estadounidense de Indianápolis. El campeón alzó los puños y estalló de emoción. Por fin lo había conseguido. Después de 115 Grandes Premios, el triunfo esta vez llevaba su nombre. Era el mejor regalo para el joven de Bilbao que ha vuelto a situar en la cumbre al País Vasco en el mundo del motociclismo internacional, 25 años después de la victoria del legendario Herri Torrontegui, en el circuito checo de Brno.

“A todos los que confiaron en mí.. Y también a los que me dieron patadas.. Eso me hizo más fuerte, concentrado y humilde.. G R A C I A S!!”, dijo emocionado a través de su cuenta de Twitter. Los numerosos mensajes de felicitación de sus seguidores y amigos arroparon al piloto de 27 años, que no se olvidó de la ciudad que le vio nacer y crecer como deportista. “Esto es impresionante!! Poder llevar el nombre de BILBAO y EUSKADI a lo más alto de un mundial…”, afirmó, seguido por emotivas fotografías de la entrega del trofeo, las celebraciones junto a los compañeros de su equipo Honda y de regreso al hotel donde se aloja.

Con su triunfo de ayer, Efrén es ya un serio candidato a convertirse en el ‘número uno’ de Moto 3. No en vano, ocupa el segundo puesto en la clasificación, a 21 puntos del australiano Jack Miller. Está claro que el ‘sí, quiero’ que se dieron hace nueve días el deportista y la piloto de coches, Ángela Vilariño, no ha traído más que buena suerte a la pareja. Ella también ha logrado este fin de semana la meta que tanto ansiaba, al convertirse en campeona estatal de Montaña en el Valle de Laciana, en Castilla y León.

En Bilbao, sobre todo los vecinos de Rekalde, se sienten profundamente orgullosos de Efrén. Muchos recuerdan con especial ternura los inicios de aquel niño pelirrojo que a los cuatro años ya pilotaba una minimoto prácticamente casi artesanal. Su padre, un fontanero aficionado al motociclismo, fue quien le sembró la pasión por este deporte. Tanto él, como su esposa, una humilde ama de casa, se esforzaron para que su hijo pudiera cumplir su sueño de competir, primero en pequeños circuitos hasta llegar a la élite del deporte.

Foto: Facebook – Efrén Vázquez

facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

No hay comentarios, añade uno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*