Dos sobrinos de Zarra, testigos del atentado en Boston

maraton de boston bilbao

La reciente tragedia del atentado terrorista en la maratón de Boston, que de momento se ha saldado con la muerte de tres personas y heridas a varios centenares, ha sido relatada por cientos de testigos. El carácter internacional, la tradición y prestigio de la prueba han posibilitado que contemos con el testimonio del suceso narrado por numerosos atletas llegados desde distintos puntos del Estado. Y entre estas personas, dos muy especiales, al menos para los que somos de Bilbao: los sobrinos del gran Telmo Zarra, Asier e Ibon Zarraonaindia.

Una de las primeras noticias que publicamos en Bilbao Curioso fue la de la nieta de Zarra, bailaora flamenca, y ahora descubrimos, gracias a El Correo, que el mítico delantero del Athletic también cuenta en su familia con otros destacados deportistas, aunque no calcen botas de tacos.

Asier Zarraonaindia tiene en sus piernas 50 maratones y su hermano 15. Han disputado algunas de las pruebas más prestigiosas en la disciplina de los 42 kilómetros y 195 metros: Nueva York, Londres, París, Venecia… y Boston, donde compitieron el pasado lunes.

El primero en llegar a la meta en la ciudad estadounidense fue Ibon, que terminó la maratón unos momentos antes de que estallara el primer artefacto explosivo. Según relata, después de la deflagración buscó inmediatamente la ikurriña que llevaban su cuñada y una amiga, que debía servir para localizarlas una vez terminada la prueba.

A su hermano Asier la primera explosión le pilló a 700 metros de la meta. Al principio, no parecía importante. De hecho, algunos testigos pensaron que ese primer estallido se debía a algún efecto pirotécnico. Segundos después, comprobó que no era cosa de broma. La organización paró a los corredores a 150 metros y no pudo terminar la maratón. Aunque eso, claro está, es secundario.

Afortunadamente, ni los hermanos Zarraonaindia ni sus acompañantes sufrieron daño alguno. Ahora vuelven con el susto en el cuerpo y, suponemos, las ganas de volver a disputar la maratón de Boston en años venideros para reivindicar la normalidad por encima de la barbarie.

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

No hay comentarios, añade uno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*