Bilbao llora la muerte de su alcalde Iñaki Azkuna

Azkuna muere

El carismático alcalde de Bilbao falleció la noche del jueves a causa de las complicaciones del cáncer de próstata que padecía desde hace 11 años

La entereza con la que Iñaki Azkuna luchó hasta el último momento contra el cáncer de próstata que le fue diagnosticado en mayo de 2003 define a la perfección el espíritu luchador del líder que con su cercanía, sencillez y buen hacer conquistó el corazón de Bilbao. Hoy, la capital vizcaína, se despide para siempre de su alcalde, el mejor del mundo, con el corazón encogido al saber que deja un vacío enorme. Pero también con un sentimiento de gratitud por toda la dedicación y el cariño que mostró por una ciudad que queda huérfana.

Rodeado de sus seres queridos, Azkuna falleció el jueves a las 20:30 horas en su casa en el Campo Volatín a sus 71 años. El cáncer le había ganado la última batalla. Sin embargo, el dirigente nacionalista de 71 años no quiso marcharse sin antes despedirse de su pueblo: “Gracias a todos por haberme ayudado y soportado. Sois estupendos”. La noticia de su muerte recorrió de inmediato las calles de Bilbao, cuyos habitantes no podían ocultar el dolor por la pérdida de quien era considerado por muchos como un miembro más de la familia.

El Bilbao actual, moderno y próspero, le debe buena parte de lo que es al trabajo de Iñaki Azkuna, quien por encima de ideologías siempre tuvo claro que lo verdaderamente importante residía en el bienestar de la ciudadanía y el progreso de la ciudad. “Es bueno conocer la historia para saber de dónde venimos y a dónde vamos. En el caso de Bilbao, la historia demuestra que el secreto de su éxito radica en apostar siempre por nuevos horizontes que nos permiten avanzar como ciudad y como sociedad”, defendió el alcalde, que también ha dejado numerosas frases para el recuerdo.

Las exequias, tal y como él quería, se desarrollarán en la intimidad y no habrá capilla ardiente ni libro de firmas. Aun así, los bilbaínos podrán dar su último adiós al alcalde en el Funeral Oficial Público, que se desarrollará el lunes, día 24 de marzo, a las 12:00 horas en la Catedral de Santiago de Bilbao. Por delante, queda ahora el reto de buscar un sucesor para un político fuera de moldes. El PNV deberá anunciar hoy quién le sustituye hasta final de legislatura. La formación nacionalista es consciente de que no será una tarea fácil encontrarle un heredero porque Azkuna era un genio singular, único. Sin duda, le echaremos de menos.

Foto: Irekia Vía: Photopin

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

No hay comentarios, añade uno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*