Bilbao crea una jarra solidaria para llevar agua a Etiopía

El Ayuntamiento, el Consorcio de Aguas y la asociación Slow Food presentan la ‘H20 Bilbao’, que saldrá a la venta y recaudará fondos para construir pozos en el país africano

Jarra solidaria 'H20 Bilbao'

La mayor sequía que sufre en décadas el Cuerno de África ha golpeado con especial dureza a Etiopía, donde cada día miles de niñas y mujeres se ven obligadas a recorrer decenas de kilómetros en busca de agua potable para abastecer a sus familias. El Ayuntamiento de Bilbao, el Consorcio de Aguas y la asociación Slow Food son plenamente conscientes de este drama que ha causado la muerte de numerosas personas y agravado la miseria en el continente. Por ese motivo, han creado la ‘H20 Bilbao’, una jarra que ha salido a la venta por un precio de 50 euros y con la que prevén recaudar fondos para construir pozos en el poblado de Toke Kutaye.

La prestigiosa diseñadora internacional Patricia Urquiola ha sido la encargada de dar forma a la ‘H20 Bilbao’, de la que se han fabricado 500 unidades. Nada más ser presentadas, Slowfood Bilbao-Bizkaia ha comprado 100 para vender a sus socios y personas interesadas. Estas adquisiciones han recaudado 5.000 euros, que harán posible la construcción de tres pozos de agua potable, cuyo valor por separado ronda los 2.000 euros. Los cocineros la asociación también han querido aportar otro granito de arena y van a ofrecer en sus restaurantes la posibilidad de beber agua del grifo, en vez de embotellada, que cobrarán al módico precio de 1€ para impulsar la iniciativa solidaria.

La puesta en marcha de la jarra ‘H20 Bilbao’, que contó en 2012 con una ayuda inicial de 80.000€ por parte del Área de Igualdad, Cooperación y Ciudadanía, se calcula que tendrá un impacto directo sobre 5.843 personas y logrará los objetivos planteados a los segmentos más vulnerables de la población, especialmente mujeres y niñas, quienes culturalmente son las responsables de obtener agua para sus familias. En concreto, los pozos se construirán en el distrito de Toke Kutaye, situado a 140 kilómetros al oeste de Addis Abeba. El enclave es uno de los que peor acceso tiene al agua y al saneamiento en toda Etiopía.

La localidad de Toke Kutaye cuenta con agua superficial y subterránea, pero los recursos técnicos, logísticos y financieros son muy escasos. En 2007, la Oficina de Agua del distrito encargó un estudio que indicó que sólo el 18% de la población tenía acceso al agua, y el 26% a saneamiento (letrinas, duchas, lavabos), según explica la web ‘Bilbao International’. Este grave problema ha provocado que cientos de personas enfermen y fallezcan al beber agua contaminada; se producen pocos alimentos, ya que las cosechas dependen sólo de la lluvia; el ganado, fuente básica de alimentación, muere por el mal estado del agua; y las niñas y las mujeres deben recorrer largas distancias para encontrar el preciado líquido, por lo que no tienen tiempo de ir a la escuela o de integrarse en sus comunidades.

Fotos: Intermón Oxfam y Bilbao International

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

No hay comentarios, añade uno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*