Bagdad quiere parecerse a Bilbao

bagdad-bilbao

Una delegación de la capital iraquí se reúne con responsables del Ayuntamiento para analizar la reconversión de la villa y aplicarla al distrito de Adhamiyah

La historia de Bilbao no podría entenderse sin la Ría. Durante la etapa industrial fue el motor que movió el engranaje de la economía local y actualmente es el eje de la vida urbana y centro indisoluble de la transformación y el desarrollo que ha experimentado la ciudad. La manera de incorporar este espacio natural en el corazón de la modernidad que hoy define a la villa es precisamente el motivo que ha atraído estos días a una delegación del Ayuntamiento de Bagdad. La capital iraquí quiere que uno de sus distritos, el de Adhamiyah, se inspire en el ejemplo de la capital vizcaína. Ambos territorios tienen en común estar bañados por el agua.

El río Tigris, como la Ría en Bilbao, atraviesa Ahdamiya. Por ese motivo, el encargado de Urbanismo en Bagdad, Ibrahim Mustafa Hussain, y los arquitectos que integran el grupo de 15 personas procedentes de Bagdad se miran en el espejo de la villa para poner en marcha el proceso de reconstrucción después de más de una década de guerra que ha asolado al país. El objetivo de los representantes iraquíes es integrar los elementos antiguos con los nuevos, así como conocer los modelos de gestión aplicados entre la iniciativa pública y privada para la reconversión del Botxo en las últimas décadas.

El Ayuntamiento de Bilbao se mostró complacido con la visita de la delegación de iraquí, la primera que acude a la villa. “Espero que sea el inicio de una relación que dure mucho tiempo y que sea próspera. Estamos abiertos, a su disposición, para intercambiar experiencias”, afirmó el alcalde, Ibon Areso. Asimismo, los representantes del Consistorio coincidieron en que el intercambio entre ambas ciudades refleja el “interés internacional” que “siguen despertando” las estrategias de planificación urbana de la capital vizcaína.

Foto: Balam Consultores

facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

No hay comentarios, añade uno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*