Atxuri: El barrio medieval de Bilbao

A día de hoy Bilbao es una ciudad que ha sabido reconvertirse desde el clásico núcleo industrial hasta un punto urbanístico en donde la cultura y la innovación son factores que están a la orden del día. Sin ir más lejos el barrio de Atxuri recibe estos días la visita de la feria medieval que tendrá lugar hasta el próximo martes cerca de la plaza de la Encarnación en donde un nutrido grupo de animadores y recreadores se afanarán porque durante esos días el barrio parezca un auténtico templo tributo a la cultura medieval. Y es que el barrio de Atxuri es ante todo uno los emplazamientos más antiguos de la Villa con una larga historia que registra algunos de los acontecimientos más significativos sucedidos en la capital vizcaína.

El antiguo barrio de Ibeni que existía en plena Edad Media cedió su nombre al de Atxuri desde el siglo XVIII. Fue en ese punto cuando fue absorbida la importancia de su corto caserío por el mayor poblado que en ese momento existía en las inmediaciones y que más tarde se impondría sobre las zonas colindantes dando por resultado el punto urbano que a día de hoy se sigue conociendo con el nombre de Atxuri (bajo de Artetxu, ribera del noque o tenería correspondiente al Encino). El lugar siempre ha estado estrechamente relacionado (al igual que otros puntos imprescindibles de la Villa) con la ría de Bilbao y con las variadas actividades cotidianas relacionadas con la misma.

Atxuri nace en sus orígenes como un antiguo suburbio de la ciudad medieval y por tanto uno de los barrios más antiguos de Bilbao. Siendo como fue una ciudad que fue expandiéndose desde la urbe amurallada (que hoy día abraca la zona del Casco Viejo), puede decirse que Atxuri tuvo un papel fundamental en lo que más tarde se fue consolidando como uno de los barrios  que menos tardaron en incorporarse al mapa de la ciudad de Bilbao una vez que esta abandonó la seguridad de sus murallas. Hoy día sigue resultando imprescindible para la ciudad ya que cuenta con notables edificios de interés, como el convento e iglesia de la Encarnación, el Hospital (actualmente Instituto Politécnico), la estación de Euskotren, el colegio García Rivero o la propia iglesia de San Antón que es uno de los puntos neurálgicos de la barriada.

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

No hay comentarios, añade uno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*