Aste Nagusia 2017: balance de una fiesta universal

La edición de Marijaia de este año ha vuelto a cosechar un éxito rotundo

La Semana Grande de Bilbao se despide de todos los vecinos un año más. Atrás quedan diez días de fiestas en los que tanto los locales como los cientos de turistas que han llenado las calles han tenido la oportunidad de disfrutar de algunos de los eventos clásicos de la ciudad durante estas jornadas y otros muchos nuevos que se han convertido en los protagonistas durante el desarrollo de las fiestas. Los portavoces de Bilboko Konpartsak, Oihane Pascual e Iker Martín han querido destacar la buena labor no sólo de los miembros de las comparsas sino de los diferentes miembros del organismo público y privado que han hecho posible la resolución de muchos de los problemas que se han ido planteando a lo largo de los días.

De esta forma es como los portavoces de las diferentes asociaciones han querido resaltar el trabajo de servicios de limpieza, taberneros, periodistas y proveedores entre otros. Su labor ha sido un elemento esencial para poder llegar al fin de fiestas de una forma adecuada y lograr que las fiestas hayan vuelto a ser un rotundo éxito. En lo que se refiere a las actividades programadas, con 876 cazuelas el certamen gastronómico ha sido el que mayor éxito ha cosechado en lo que se refiere a participación. En lo que se refiere a talleres y teatros callejeros el número asciende a más de 500. Lo que le aporta la suficiente notoriedad como para que el año que viene se sigan impulsando estas actividades.

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

No hay comentarios, añade uno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*