A Puppy le crece un “hermano” en Bilbao

elefante el sol bilbao clemente

Foto: El Correo

Una de las estampas típicas del nuevo Bilbao es Puppy, el perro guardián de floreado cuerpo que custodia el Museo Guggenheim. La obra de Jeff Koons se convirtió en objeto del cariño de bilbaínos y visitantes, cuando no de chistes propios de la fanfarronería de la Villa. Recuérdese cuando nos vanagloriábamos de la caseta tan moderna que le habíamos construido al perro.

Más de 15 años después, otra mole de flores, en este caso en forma de elefante, adorna desde hoy hasta el 1 de junio la entrada del Palacio Euskalduna, otro de los hitos arquitectónicos de Bilbao y, más concretamente, de Abandoibarra. El motivo de la llegada del paquidermo a la Villa es la celebración del festival publicitario ‘El Sol’, del que Clemente (así se llama la criatura) es el símbolo o mascota, como se prefiera.

Las dimensiones, como no podía resultar de otro modo, son de tamaño natural: 2,6 metros de alto por 1,5 de ancho y 4 metros de largo.

La idea, en claro homenaje a Puppy, es de la firma de tónica Markham. Sus publicitarios bautizaron al elefante con el nombre de Clemente en honor a Sir Clemens R. Markham, explorador que descubrió la quinina, sustancia a partir de la que se elabora el agua tónica. Queda descartado, por muy bilbaíno que pudiera parecer, que el apelativo del elefante se refiriera a Javier Clemente, ex-entrenador del Athletic de Bilbao y de otros muchos equipos de fútbol, ahora que se halla en el ocaso de su carrera.

Merece la pena, pues, acercarse al Euskalduna y fotografíarse con Clemente, “hermano” por unos días de nuestro querido Puppy.

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

No hay comentarios, añade uno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*